¿Qué es el Social Commerce o Scommers?

Scommers
Scommers

Las redes sociales avanzan sobre todo el mundo virtual, no sólo para conectar personas como medio de comunicación e interacción, sino también como un canal por el cual circula un nuevo tipo de comercio electrónico: el social commerce. ¿Qué es y cómo funciona?

Comencemos por definir el término Social Commerce o Scommers. Se trata de una sub categoría del comercio electrónico que utiliza las redes sociales (comentarios y contribuciones de los usuarios) para promover nuevas experiencias de compra online de productos y / o servicios.

El social commerce se produce cuando dos o más usuarios intercambian opiniones o toman decisiones en conjunto al realizar una compra. Y es aquí donde las redes sociales se convierten en lugares privilegiados al generar el terreno en el cual se pueden dar interacciones, opiniones, recomendaciones e influencias entre quienes conocen y han probado un producto o servicio y quienes están dispuestos a adquirirlo.

El social commerce no se limita sólo a las compras generadas a través de las redes sociales, también conforma un todo alrededor del comercio electrónico.  Algunos ejemplos de este tipo de comercio son los sitios de Groupon, Yelp, Amazon, entre otros tantos existentes.

Veamos algunas ventajas que presentaría el social commerce:

  • Su capacidad de impulsar un volumen de tráfico, mejorando la tasa de conversión e incrementando el valor medio de las operaciones.
  • Proporcionar a las empresas una nueva forma de generar ingresos por contenido en los medios sociales, diversificando los canales de compra.
  • Generación de reviews y comentarios espontáneos sobre los productos y servicios.

La actividad de compra podrá ser aprovechada de manera exitosa por las redes sociales si se logra llegar a aquellos consumidores activos y potenciales,  sin saturar o volver apático un medio que se caracteriza justamente por lo contrario.

El sistema de recomendaciones o descuentos por compartir ciertos contenidos con amigos tiene la posibilidad de generar que sean los mismos usuarios los encargados de realizar spam, liberando a las empresas de esta ardua tarea. Con  esto se corre el riesgo de que los usuarios comunes llenen sus muros de publicidades y contenidos sobre empresas y servicios, con el sólo afán de obtener un pequeño descuento.

Ahora, si el proceso se logra con armonía y el scommerce logra integrarse de manera natural, espontánea y útil en las redes sociales, seguramente constituirá una nueva forma de vender, más inteligente, con mejor segmentación y mayor optimización.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*