Los videos juegos más adictivos y simples

Los videos juegos más adictivos
Los videos juegos más adictivos

En materia de video juegos no siempre lo más complejo es lo más popular, ni lo más caro lo mejor. Así lo demuestran una serie de juegos que se han convertido en una verdadera adicción para los usuarios. Aquí te contamos cuáles son y cuál es el secreto de su éxito.

Es paradójico que hayan empresas que gastan millones de dólares en la producción de juegos que al final no despiertan el interés de los usuarios, mientras ven que pequeños video juegos creados por algún usuario anónimo en su casa, logran expandirse como un virus en todo el mundo llegando a ser tan o más populares que sus costosas producciones. ¿Cuál es el secreto para que simples y sencillos juegos sean tan adictivos?

En primer lugar, los videojuegos constituyen experiencias de aprendizaje de nuevas habilidades. Desde niños, todas las destrezas que se adquieren para ser utilizadas en el mundo adulto se realizan a través del juego. Todos los seres humanos estamos llamados genéticamente a aprender cosas nuevas, la mente es adicta a esto, ensayamos lo que nos parece que nos puede llegar a ser útil, tanto para mejorar nuestra agilidad mental como física.

Jugar es aprender y eso es positivo porque nos permite desarrollar nuevas habilidades. El problema es cuando se abusa del juego y el mismo termina convirtiéndose en adictivo.

El placer que una persona siente al descubrir nuevos patrones en un juego, y poder ir avanzando es similar a lo que se percibe al comer un postre de chocolate, o incluso al practicar sexo. El cerebro nos premia con sensaciones placenteras cuando hacemos algo que biológicamente nos es favorable.

Compartamos algunos ejemplos de juegos sencillos y populares, que para muchos se han convertido en adicción:

Flappy Bird:

Es un juego muy simple que está de moda en los dispositivos móviles. El objetivo del mismo es evitar que un pájaro (muy similar al pez del añorado Super Mario Bros choque con enormes tuberías verdes. Está disponible para Android, iOS y pronto llegará a Windows Phone. El juego recauda 50.000 dólares por día y está siendo actualmente el más exitoso del mundo. Algunas de las claves de su éxito:

  • Su dualidad: es fácil de jugar, ya que se comanda desde un único botón. Aunque las tuberías son tan grandes que es difícil ganar.
  • Ofrece oportunidades instantáneas de volver a jugar una vez que se pierde o se muere.
  • Es totalmente gratuito, aunque muestra publicidad.
  • El score fluctúa mucho en sus puntuaciones.

2048

Es un juego creado por el italiano Gabriele Cirulli, de tan sólo 19 años. Se jacta de ser el juego más adictivo del momento, para los usuarios que se empeñan en mover sus fichas numeradas para alcanzar el resultado máximo de 2048. Se basa en una tabla de 16 espacios que se inicia con un par de cuadrados con el número 2 escrito. Para jugar hay que “chocar” ambos cuadrados usando las flechas. Al comienzo sólo hay que ir uniendo fichas sencillas, pero al ir avanzando hay que formar números grandes por lo que hay que pensar muy bien las jugadas. Tan sólo el 1% de los jugadores logra terminar el juego.

Dots

Es un juego minimalista en su diseño, que actualiza el clásico juego de unir puntos con un lápiz y papel. En una interfaz digital, habrá que unir 36 puntos de colores en tan solo 60 segundos. Pero con una consigna definida: se deben conectar los puntos del mismo color en líneas verticales y horizontales -no vale en diagonal-. Los puntos unidos desaparecen y caen entonces otros que los sustituyen. Cuantos más puntos de una tacada, mayor será la puntuación obtenida al final del juego.

1010

Es el popular juego que ha sustituido al Tetris. Creado por un desarrollador de Turquía se viralizó rápidamente en Asia y el resto del mundo. La lógica del 1010, es muy similar a la del Tetris:

  • Se cuenta con un panel de 10 x 10 casillas (que le dio origen a su nombre).
  • En la parte inferior del panel van apareciendo diferentes piezas con toda clase de formas que hay que colocar en el panel.
  • El objetivo es hacer encajar todas las piezas y eliminar tantas filas como sea posible, sin que coincidan los colores. No solo se pueden eliminar filas, sino también las columnas. Al hacerlo se irán ganando puntos extra.

Como podemos notar en estos ejemplos que ya han alcanzado el éxito, quizá el secreto mejor guardado sea el tener la capacidad de generar esa sensación de que vamos aprendiendo y creciendo en algún aspecto siempre en el fino equilibro de ser un desafío constante y a su vez no ser demasiado difíciles como para desanimarnos a seguir.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*